miércoles, 24 de junio de 2009

ESPAI CAPGROS – LA DULZURA DE MARISA BLASCO




Aprovechando el espacio que conceden las paredes de la redacción del semanario gratuito Capgros, mensualmente se organizan exposiciones de arte, en su mayoría de pintores locales, aunque también tienen cabida artistas procedentes de otras localidades de la comarca e incluso de Cataluña.

El pasado 29, Marisa Blasco, alumna de Albert Alís y Marta Durán, inauguró su muestra Blau íntim. Blasco, que lleva cerca de quince años en el mundo de la pintura, presenta una obra tierna, cálida, sin pretensiones, que acompaña al espectador, y tal como indicó en las palabras de presentación Mateo Ros, director del semanario, tranquiliza. “No conocía a Marisa, pero me pareció una mujer fuerte, siempre dando ánimos, y que también tranquiliza. Se nota que la quieren”

En la inauguración, la poesía y la música tuvieron cabida, pues fueron recitados poemas de Miguel Hernández, Pablo Neruda y Manuel Patricio, poeta local, por parte de su marido, el también pintor y rapsoda Carlos Soriano y su hijo.

La obra de Marisa Blasco se contempla con absoluta sencillez. Marinas, interiores, bodegones, etc. en formato pequeño medio, siempre en oleo s/tela forman un conjunto de obra académica, clásica, pero a través de las pinceladas se demuestra una gran sensibilidad en la elección de cromatismos, sus degradados y los entornos y espacios escogidos.

No hay agresividad alguna y sí algunas concesiones al impresionismo, aunque en algunos paisajes, no deja de recordarnos ciertas connotaciones barrocas.

Los que conocemos a la pintora, observamos una gran evolución desde sus primeras marinas a la pintura actual, mucho más profesional, donde están plasmados toda clase de hermosos sentimientos.

La obra de Blasco no admite complicaciones, y a buen seguro, la crítica más recalcitrante la despreciaría. Marisa Blasco no ganará grandes premios de pintura, y apenas será nominada para participar en algunas de las exposiciones de esos premios, pero cualquier persona de espíritu delicado y romántico se identificará con su obra, cualquier pared de cualquier casa brillará con luz propia y cualquier entorno tendrá, con los cuadros de Marisa, unas manchitas de brillantez, unas notas de color y un chisporroteo de serenidad y ternura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada