martes, 8 de junio de 2010

JOSEP GÜELL – UNA QUIMERICA VISIÓN DEL MUNDO





Con el nacimiento de la fotografía, el retrato que de la realidad pintores y artistas ofrecían al mundo, sufrió una verdadera transformación, culminando en crisis. Pero como todas las mutaciones, nació un nuevo soporte hacia la búsqueda de nuevas formas de expresión pictórica, y llegaron auténticas revoluciones en el campo de la creatividad artística.

Más de 150 años después, la fotografía constituye en si misma un arte, que ha evolucionado a través de los avances tecnológicos de captar el original o la materialidad, a la manipulación y tergiversación de nuestro entorno, fórmula esta muy habitual en la actualidad y en demasiadas ocasiones, en manos inexpertas. Sin embargo, el coleccionista, visitante curioso o el amante del arte, siempre irá a la búsqueda del genio y la imaginación. Josep Güell sin duda es un creador.

La galería Victor Saavedra, situada en el número 97 de la calle Enric Granados de Barcelona, (http://www.victorsaavedra.com/) ofrece durante este mes de junio una interesante muestra de la obra de Güell, a través de la exposición fantastic world.

Con una experiencia de más de veinte años en el mundo de la fotografía, (http://www.josepguell.com/), el artista se permite el lujo de mostrar una autentica obra de creatividad, alejando al espectador de la contemplación de una fotografía, para introducirlo en un particular mundo onírico, reflejo de una singular realidad abrupta, distante, y de extrema soledad, tremendamente poética, densa e intensa, donde las pesadillas también tienen su espejo.

Paisajes nublados, luces tenues, aislamiento y melancolía son elementos característicos en la obra expuesta, (Argumento justo, argumento injusto, Soledad del hombre, magnitud de la naturaleza), aunque con cierta ironía se permite un toque de color (Fantastic word, Si me necesitas, llámame).

Su técnica se basa en el Impress Foto Lamba, y el formato de sus obras suele ser medio, lo que permite una contemplación sosegada, invitando a la reflexión y admirando el verismo de la obra, llena del reflejo de instantes únicos que sólo pueden ser transmitidos a través del objetivo de una cámara, y de la visión de un artista, que encuentra en la Naturaleza su sentido de vivir, y que expresa un punzante dolor ante sus heridas (Pasaje nunca pintado en un abanico).

Una exclusiva e interesante muestra de lo que puede ofrecer la fotografía creativa en relación con nuestro mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada