miércoles, 8 de septiembre de 2010


ALBERT ALÍS: APUNTES AL NATURAL DE UN MAESTRO


En la muestra, Alís presenta cinco obras: tres de ellas basadas en uno de los símbolos de la ciudad: una nave del Renacimiento llamada Coca, realizados en gran formato, con carboncillo, sanguina y lápiz con acuarela, junto con dos esbozos de la Plaza España de Barcelona y un local de Mataró. En conjunto, su obra destaca por una plena consistencia, con la palabra aplomo como común denominador: dominio en el trazo, en la perspectiva, en el tratamiento, en la selección de conceptos... Es el dibujo por el dibujo, sin defectos... perfecto. Es mucha la experiencia, y muchos también los años de artista y de maestro. Sin ningún género de dudas, la madurez de Alís vive una total plenitud, demostrando firmeza y cohesión en los conocimientos, experimentación y estudio constantes, y espíritu humanista en su obra, lo cual le permite afrontar cualquier reto artístico con extrema solidez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada