miércoles, 8 de septiembre de 2010


DAVID VERGÉS: ROMPIENDO MOLDES


Los trabajos de Vergés huyen totalmente del que, por norma, se entiende como concepto clásico del dibujo, pues simplemente se ha limitado ha utilizar papel con más de 60 años de antigüedad –a destacar unas cartillas de racionamiento – y transformando el papel (en realidad un documento histórico) en una particular obra, con recortes e insinuantes pliegues y dobleces. Una innovación dentro del dibujo llena de originalidad – aunque alguien pueda calificarlo más de manualidad – que si bien no dispone de trazo, forma o contenido, no deja de sorprender el tratamiento dado, conceptual y de vanguardia. El formato es, lógicamente, pequeño, pero la estructura de obra presentada es imposible que admita otro tipo de medidas.

La obra de Vergés no está en absoluto vacía de significado, sino que va la búsqueda de nuevos conceptos, más allá de marcadas estructuras, con dominio absoluto de la técnica más que de la apariencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada